Es necesario un aplazamiento de las prestaciones

  • por

Según un barómetro publicado por ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos) sobre la situación de los autónomos en nuestro país, 193.000 autónomos cerrarán cuando finalice su prestación por cese de actividad, eso supone un 41 por 100 de los perceptores.

Los autónomos estiman en más de 75.000 millones de euros su pérdida desde que comenzó la pandemia.

Actualmente, dos de cada tres autónomos tienen algún tipo de restricciones en su negocio, el 63,9%. Un 52,2% afirma que, aunque ha abierto, está funcionando al 50%. Además, 350.000 autónomos, el 11,7%, afirman que tienen aún cerrada su actividad.

Sólo el 28,8% de los autónomos encuestados desde ATA asegura que está abierto y funcionando con total normalidad y un 1,9% reconoce estar funcionando incluso mejor que antes de la pandemia.

  • Un 30% de los autónomos aseguran que sus pérdidas son superiores a 30.000€
  • Hay 350.000 autónomos que tienen cerrada su actividad. Sólo el 30% está funcionando al 100%.
  • Tres de cada cuatro autónomos afirman que su facturación ha sido incluso peor que en el primer trimestre de 2020.
  • Uno de cada tres autónomos, afectados por la morosidad.
  • El 21,2% prevé solicitar prórroga de la prestación por cese si ésta se amplía.
  • El 80% de los autónomos considera claramente insuficientes las ayudas directas de 7.000 millones de euros.
  • El 80% de los autónomos considera que las ayudas deberían haber sido para todos los sectores.
  • El 42% de los autónomos con trabajadores mantiene aún ERTES abiertos.
  • El 44% de los autónomos manifiesta tener serias dificultades para afrontar posibles reducciones de plantilla.
  • 300.000 prevén cerrar sus negocios en 2021
  • Unos 200.000 autónomos con trabajadores prevén despedir en 2021.
  • Uno de cada tres autónomos considera que su actividad no se recuperará hasta 2023.

A la vista de los datos, desde esta asociación ven absolutamente necesario prorrogar los ERTE, en todas sus modalidades, así como las prestaciones asociadas al cese de actividad, igualmente en todas sus modalidades, hasta el 31 de diciembre de 2021, además de poner el contador a cero para todos aquellos autónomos que hayan agotado su período contributivo, situación ésta que afecta a casi el 90 por 100 de los que actualmente perciben esta prestación.

También es necesario que se amplíen automáticamente los períodos de carencia y amortización de los créditos ICO a autónomos, así como facilitar las moratorias y aplazamientos de cotizaciones e impuestos automáticamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *